sábado, 3 de agosto de 2013

LA ÚLTIMA PUERTA

Frío se levantó el día de los Angeles, porque a pesar de la temperatura externa, siempre empieza frío un día de tanatorio. Y es que por muy anunciada que sea una muerte nunca se está preparado para su cercania. Acetre e hisopo para bendecir nuestro último viaje, y una última puerta, que cuando se cierra nos lleva hasta el lugar donde renacemos. Las lágrimas de mi amada y el sonido de aquella puerta que se cerraba tras el responso, una y otra vez en mi cabeza. Descansa en paz Rafael, que tengas Buena Muerte...

No hay comentarios: