lunes, 1 de julio de 2013

SUEÑO SEVILLANO

Pasan las horas acaloradas; esas que se soportan a la fresca. Sueño con rincones desde los que mirarte. Pienso en citas de tus piedras que nunca olvido. Y sigo teniendote en la memoria; hasta en esa memoria del sub-consciente que forma los sueños.

No hay comentarios:

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...