lunes, 5 de noviembre de 2012

UNA PROMESA

Un instante en la mañana para pedir al eter que nos salve. Pedir por alguien que mal lo pasa o por la resolución de algo que se nos escapa. Prometer para recibir. Mañana vendré a verte no me eches en olvido.

No hay comentarios:

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...