lunes, 5 de noviembre de 2012

UNA PROMESA

Un instante en la mañana para pedir al eter que nos salve. Pedir por alguien que mal lo pasa o por la resolución de algo que se nos escapa. Prometer para recibir. Mañana vendré a verte no me eches en olvido.

No hay comentarios:

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...